La Fundación Interamericana Ciencia y Vida, tras la pertinente deliberación, decidió conceder los dos primeros doctorados Honoris Causa de ULIA. La ceremonia de entrega de los mismos tuvo lugar en el claustro que con motivo del XX Congreso Ciencia y Vida se desarrollo en La Plata, Argentina, el 3 de Agosto del pasado 2016. La elección ha recayó en las personas de:

Hugo Obiglio, Buenos Aires (1934). Humanista, profesor, investigador y médico. Fundador y primer director del Instituto de Ética Biomédica de la Pontifica Universidad Católica Argentina. Miembro de varias academias, entre ellas la Academia Argentina de Ciencias Morales y Políticas y la Academia Pontificia Pro Vita. Pionero de la bioética y configurador de la disciplina con un amplio elenco de discípulos. Colaborador de ULIA desde sus inicios. El Dr. Obiglio ha sido para muchos dentro y fuera de ULIA un referente moral, un apoyo animante, y un ejemplo puntero de coherencia intelectual. Por estos y otros méritos se le concede el Doctorado Honoris Causa sentando una pauta que configura también el moto de nuestra universidad: servi vitae cum scientia.

Ana Teresa López de Llergo Villagómez, México DF (1938). Profesora, científica y humanista. Ligada toda su vida a la universidad (Iberoamericana, Panamericana, Navarra y ULIA), ha sabido aunar la excelencia profesoral con el servicio a sus alumnas y alumnos. Iniciadora de los estudios de pedagogía en la Universidad Panamericana donde, no obstante sus cualificaciones en ciencias puras, ha elaborado un corpus académico sobre la centralidad de los valores y la apuesta en las virtudes que ha configurado escuela. Implicada en ULIA desde sus inicios y firme defensora del valor primero de la vida humana, ha sido para todos en ULIA un referente de constancia, coherencia, seguridad y excelencia. Por estos y otros méritos se le concede el Doctorado Honoris Causa que es también un ejemplo y guía para los que vengan después.