Declaración de Buenos Aires 2002

Home/Declaración de Buenos Aires 2002
Declaración de Buenos Aires 2002 2017-04-11T16:36:14+00:00

Declaración de Buenos Aires

  1. Reunidos en la ciudad de Buenos Aires en torno al tema: GLOBALIZACIÓN, IDENTIDAD CULTURAL Y DIGNIDAD DE LA PERSONA, y haciéndonos eco de las declaraciones de Guadalajara, Cartagena, México, y San José, proclamamos e invitamos adhesiones a esta declaración en defensa del derecho de los niños a la vida en familia: 

    1.- Constatamos que la globalización mercantil a la par que está uniformando el mundo desde el punto de vista del acceso del capital a los mercados, está asimismo produciendo un empobrecimiento cultural con graves y paradójicas desigualdades.

    De todas ellas, la consagración de la desigualdad de nacimiento, mediante la cual se condena a ciertos niños, ante la pasividad general, a nacer fuera del ámbito de protección humano por excelencia que es la familia, nos parece particularmente grave. La primera aspiración para una genuina globalización de la dignidad debe centrarse en asegurar el bienestar y estabilidad de la familia como ámbito propio del crecimiento humano.

    2.- La falta de seguridad de los niños que carecen de una familia unida y provisora de sus necesidades de afecto y cariño, genera a la postre malestar social y es uno de los principales obstáculos para el desarrollo. Posponer el bien de los niños a otras conveniencias ignorando los ámbitos familiares, convierte a los más pequeños en mercancía y en objeto de consumo y no sin cierta lógica ello genera violencia doméstica e insolidaridad.

    Recordamos aquí que la familia es, antes que el estado, nuestra principal seña de identidad como humanos. Por eso no tienen sentido las dificultades de la adopción internacional, que se deben a prejuicios basados en la primacía de la soberanía nacional sobre el bien del niño, lo que supone un abuso totalitario. Es, por otra parte, injustificable que resulte económicamente más costosa esta adopción, en la que ya existe un niño, que las técnicas de fecundación artificial, donde hay que producirlo como si fuese una mercancía.

    3.- Considerando que  lo que hace más nuestro a un hijo es el amor de padre y madre que le tenemos, de ahí la contradicción que supone la expresión “hijo no deseado”, la acogida a las nuevas vidas, particularmente si ya están en desarrollo, debe primar sobre cualquier  razón de otra índole en la elaboración de políticas públicas.

    La vida naciente no se debe instrumentalizar bajo ningún concepto, en beneficio de los intereses de los adultos. En este sentido rechazamos el almacenamiento y congelación de humanos en estado embrionario. Siempre se debe ofrecer al embrión proseguir su vida según requerimiento en un útero materno que quiera acogerlo. La congelación atenta contra la autonomía y dignidad y así debe de estar estipulado en cualquier ley justa al respecto.

    4.- En consecuencia abogamos por la desaparición inmediata de los títulos de propiedad sobre los humanos en estado embrionario, lo cual nos parece una infame e intolerable esclavitud. Además de la apuesta por unos sistemas de adopción más rápidos y accesibles que garanticen el derecho de todos ellos a la mejor familia posible, defendemos en esta declaración la intervención de los poderes públicos para que no se produzcan seres humanos con el fin de ser congelados. Hemos de considerar que el bien de las personas prima sobre la supuesta propiedad de clínicas, laboratorios e instituciones que  hacen de los niños no nacidos un objeto más del mercado. Así, la auténtica globalización deberá considerar la primacía de los derechos de los niños para garantizar una vida sana y digna a las generaciones futuras.

    Buenos Aires a 26 de Agosto de 2002

En San José de Costa Rica a 28 de Julio de 2001.

  • Carlos Álvarez, Universidad de la República (Montevideo)
  • Ricardo Álvarez, Universidad de La Sabana (Bogotá)
  • Ángela Aparisi, Universidad de Navarra
  • Rosario Athié, Universidad Panamericana de Guadalajara
  • Celeste Baldonado, Niger University Hospital, Enugu
  • Jesús Ballesteros, Universidad de Valencia
  • Alberto Bochatey, Universidad Católica Argentina
  • Margarita Bosch, Universidad Católica Argentina
  • Juan M. Burgos, Centro Universitario Villanueva (Madrid)
  • Manuel J. Candelero, Universidad Nacional de San Juan
  • Lourdes Cantero, Universidad de Murcia
  • María L. Casas, Universidad Panamericana de México
  • Juan Antonio Cebrián, CSIC, Madrid
  • Luz M. Cruz, Universidad Panamericana de México
  • Paola Delbosco, Universidad Católica Argentina
  • Miguel Delsart, Instituto Superior de Profesorado de Entre Ríos
  • María C. Díaz de Terán, Universidad de Navarra
  • Rafael Estartús, Universidad de Piura
  • Carlos Fernández, Universidad de Jaén
  • Álvaro Fernández, Comité de Ética Médica de Montevideo
  • Fernando Fernández, presidencia AEDOS (Doctrina Social de la Iglesia, Madrid)
  • Elizabeth Fox-Genovese, Emory University
  • Teresa García, Universidad Libre Internacional de las Américas
  • Lorenzo García Samartino, Universidad de Buenos Aires
  • Javier García Sánchez, Universidad Austral (Buenos Aires)
  • Pablo Guerra, Universidad de la República (Montevideo)
  • Edna M. Hamill, Universidad Anáhuac
  • María E. Havelka, Universidad Católica de Cuyo
  • José Hernández Yago, Universidad Politécnica de Valencia
  • Regina Jiménez, Universidad Nacional Autónoma de México
  • Javier Jiménez Fortea, Universidad de Valencia
  • Jorge Galvez, Universidad de Valencia
  • Nicolás Jouve, Universidad de Alcalá
  • Francisco León, Universidad Diego Portales
  • Pablo López, Universidad de Cádiz
  • Ana Teresa López de Llergo, Universidad Panamericana de México
  • Wilfido Manzano, Universidad Panamericana de Guadalajara
  • María José Meincke, Universidad Católica Argentina
  • Belén Moncada, Universidad de Navarra
  • Pedro Montano, Universidad de la República (Montevideo)
  • Mariano Morelli, Universidad Nacional de Rosario
  • Hugo Obiglio, Academia Pontificia por la Vida
  • Vicente Oltra, Universidad Libre Internacional de las Américas
  • Salvador Peiró, Universidad de Alicante
  • José M. Pone, Universidad de Alcalá
  • Javier Peraza Mendívil, Colegio de Bioética de Nuevo león
  • José Pérez Adán, Universidad de Valencia
  • Asael Pérez Marín, Universidad Autónoma de Managua
  • Eduardo Petrino, Universidad Católica de Cuyo
  • Alejandro Piscitelli, Universidad Austral (Buenos Aires)
  • Miguel Plasencia, Universidad del Valle de Atemajac (México)
  • Aquilino Polaino, Universidad Complutense
  • Juan José Pons, Universidad de Navarra
  • Jesús Poveda, Universidad Autónoma de Madrid
  • Teresa Rentería, Universidad de Guadalajara
  • Alfredo Rodriguez Sedano, Universidad de Navarra
  • Javier Ros, Instituto Juan Pablo II, Universidad Lateranense
  • Gregorio Rubio, Universidad Politécnica de Valencia
  • Eduardo Ruiz, Universidad de Alicante
  • Jorge Scala, Universidad Libre Internacional de las Américas
  • Pedro Serna, Universidad de La Coruña
  • Alberto Tarifa, Universidad de Granada
  • Isabel Teste, Universidad Católica Argentina
  • Gloria Tomás, Universidad Católica de Murcia
  • Richard A. Watson, The University of Medicine and Dentistry of New Jersey